aeropuertos, nene


antes de salir casi me desmayo del estrés y del cansancio. en lima llegué a mandar esa cosa para el trabajo, pero ya estaba embebida del soporífero y sano glamour de perfumes y lentes nuevos, infinit palermitanos en juro imperdible promoción y si no estaba lúcida para leer eso es un peligro al momento de comprar podría también decir con esta pinta de desgreñada pero con lentes nuevos.
empiezo el año y puedo decir cosas medio impresentables porque me considero inimputable porque porque porque, tengo motivos pero. Igual este es un blog de libros y muppets y ponnys, cosas buena onda y personas especiales; don´t forgget, chico.
De Lima a Bogotá viajé con un grupo de colombianos, les corté, agreta, cualquier intento de charla poruqe quería dormir.
Después sin que se los pida me prestaron lapiceras para completar unos papeles en el aeropuerto, al rato en el colectivito que te lleva de una avión a otro dos se pararon cuando me vieron subir para darme el asiento. Me parecieron muy amables.
¿serán machistas?
Cuando llegue a Barranquilla tengo que averiguar en qué me voy a Cartagena; AEZ me sugirió tren, todavía no se dónde voy a parar, recién recibo un mail de uno de los compañeros del taller recomendandome lo más barato que había podido averiguar hasta ahora; ¡genial!
Cuando deambulaba medio dormida y con pinta de desorientada total una chica que viajaba con su hija (mochila de mano de Barbie) me empieza a hablar en inglés para decirme adonde tengo que ir. Le contesto en castellano y me dice que tengo pinta de gringa; es colombiana y también muy amable, me cuenta que se casó con un uruguayo así que dice que entiende Argentina.
Tengo dos libros en la mochila; todavía no los pude abrir. Son las 8. 49 en Buenos Aires. Acá son las seis menos diez y tengo frío. Pero cené dos veces. Una en cada avión.

6 comentarios:

Maguila dijo...

Por experiencia propia te recomiendo esmerarte en el cuidado de tus pertenencias en los trenes colombianos (aunque se trata de una experiencia anacrónica, basada en hechos ocurridos hace más de diez años). Por lo demás espero que disfrutes de Colombia, es probable que no quieras volver llegado el momento, es uno de los mejores viajes que he hecho.
Suerte.

Lorena dijo...

buda!
que lindos lentes!
que lindo los aviones!
que lindos los viajes!
comentarios pelotudos pero la belleza de tu estado me da ganas de salir esta noche
beso

L.

Sonia dijo...

Maguila, gracias por los deseos. Igual la data fue falsa, ¡no existe un tren desde Barranquilla a Cartagena! Una aventura mini llegar.
Saludo grande!

Ay lore, si esos son comentarios pelotudos, bueh! Que viva la pelotudez!
Que brillen los comentarios que incluyan la palabra Lorena y la palabra lindo!!
Me puso contenta que me comentes.
Y confieso que en realida me compré dos pares!Gracias por tu aprobacion!
besotes!

Pedro Camilo dijo...

Rapate y te pareces al de la Mosca, venden cada cosa en palermo...

Natalia Molina dijo...

sí, qué lindos lentes, qué lindo viaje!
espero pronto leer mujeres de dios, me tiene intrigadísima.
un abrazo con ruido a lluvia en la sierra.

Sonia dijo...

Qué bueno el abrazo desde la Sierra Lloovedora, Natalia!!
Un beso grande!!