puro arrepentimiento

un amigo había escrito hace unos años un cuento llamado "puro arrepentimiento".
Cito.
La gente de la revista PMDQ (by Nicolás Hotchman, otro del interior, y sus amigos) me había invitado a participar de una suerte de cuestionario fijo y empecé a responder, me colgué y no lo mandé, cosa que no está mal porque ya está más que bien lo que publicaron, pero despues me mandan otro los del interpretador sobre un problema que me interesa pero contesto al tun tun mientras, justamente, trabajo y no, no hay que hacer las cosas así al tun tun, el resultado es pobre la mayoría de las veces, más en estas cosas, y bueno, la verdad no es tan importante tampoco, pero toda neurosis incluye la culpa cristiana y el arrepentirse y más cuando. Ya está.

Hoy hay los mudos y arrepentida de antemano porque no vamos a poder ir y encima lee Gómez, y sabemos no por adivinar si no porque conocemos el asunto porque asistimos contentos y tristes varias veces, que va a estar requetebien porque el ciclo se la banca. Encima Funes, militante editorial cruza de mohicano escritor y fundador de un colectivo de libros funesianos lo que bien podría ser un oxímoron, lleva nuestros libros Tamariscos para vender a precio promocional. Igual espero que mis compañeros vayan.

Mañana jueves, sí o sí, eso ya está decidido en la dinámica democrática interna lumpencita libresca, a las 19 hs vamos Félix Bruzzone y yo a la feria-entrevista de editoriales independientes en el corazón de la manzana de la Filosofía y de las Letras así con mayúsculas de Puan.



Veremos qué onda. Mientras, Leo Oyola presenta Hacé que la noche venga.
Qué pena no esiste la bilocación corporal. Pf.

1 comentario:

el espacio real dijo...

...bilocación corporal. sueño hermoso...